AUTO-AJUSTE DE LA COLUMNA

1- Postura del Árbol: Pongase de pie con las manos al centro del corazón en postura de oración. Levante la pierna izquierda y coloquelo en el muslo derecho de modo que el talón toque la ingle.  (Si esta postura le resultase incomoda o dificil , puede llevar la base del pie izquierdo a la rodilla derecha y al apoyarla sobre ella debe tirar de la rodilla izquierza hacia fuera para crear apertura en la cadera). Mantenga la postura 2 minutos.

LLeve las palmas de las manos sobre la cabeza. Estire los brazos totalmente manteniendo los codos rectos.  Mantenga por 2 minutos.

Cambie de pierna y repita la secuencia por 2 minutos cada asana.

Idalmente, el talón del pie levantado está descansando en el hueso púbico. El cuerpo está equilibrado con la columna firme. Habrá presión en la base de la columna y todas las vértebras automáticamente serán ajustadas.

 

2- Párese derecho con los talones juntos y los dedos de los pies apuntando a 60 grados desde la linea media del cuerpo. Entrelace los dedos y coloque las palmas encima de la cabeza. Doble los dedos y coloque las palmas encima de la cabeza. Doble las rodillas y baje el torso completamente, manteniendo los talones en el suelo. Los glúteos estarán hacia delante ligeramente para el equilibrio. Los ojos miran directamente hacia el frente para equilibrarse. Inhale abajo y exhale arriba.

Ritmo: 5 segundos abajo, 5 segundos arriba por ciclo. Total de 21 ciclos.

El ángulo de la espalda en este ejercicio permitirá a los discos de la columna inferior ajustarse y equilibrarse a sí mismo.

 

3- Póngase de pie, separe bien la piernas. Doblese hacia delante desde la cintura y agarre los dedos de los pies con las manos. Deje que las rodillas se doblen fuera de los brazos y lleve la espalda paralela al suelo, manteniendo la cabeza hacia arriba. Haga rebotar la espalda inferior y las caderas arriba y abajo 11 veces, inhalando arriba, exhalando abajo. La posición de la cabeza no cambia. Póngase de pie y respire normalmente por 5 segundos, y reanude el rebote otras 11 veces.

Tiempo: 3 minutos

Este ejercicio corrige el nervio ciático en los muslos, y no hay otro sistema que pueda hacer esta corrección tan bien como puede hacerlo este simple ejercicio. Normalmente, el nervio ciático nunca debe doler, solo duele si está fuera de lugar.

4- Póngase de pie y separe la piernas lo más que pueda. Estírese totalmente de lado a la derecha llevando el brazo izquierdo arriba y sobre la cabeza. No deje que se doble. El brazo derecho se estira abajo hacia el pie derecho. Cambie al lado y estírese a la izquierda.

Ritmo: sostenga la posición estirada 10 segundos cada vez, cambiando de lado lentamente si detenerse en el medio. Este ejercicio corrige el equilibrio musculo-esquelético del cuello.

Tiempo: 2-3 minutos.

 

 

 

 

 

Compartelo en tu mundo!